Obama cree que es un "error" que Sony cancele la película