Viviendas, carreteras y tendido eléctrico, dañados en EEUU por las lluvias torrenciales