China promete "justicia" tras la ejecución de uno de sus ciudadanos por el Estado Islámico