El perro que no abandona su casa tras la muerte de sus dueños en el terremoto