El Estado Islamico destruye el templo de Baal