El jefe de la Marina de Tailandia descarta un golpe de Estado