El 'señor de la guerra', en el centro de detención de La Haya