Difícil salir del infierno sirio