Sobrevive tras nacer con poco más de 450 gramos