La paliza a uno de los héroes del tren de Francia no está relacionada con el terrorismo