Sortu considera que ya no se puede hablar de ETA como de "una organización armada"