Después de 20 años puede oír por primera vez gracias a un chip