Sáenz de Santamaría recuerda a los jueces que están obligados a aplicar las leyes