Sobrevive tres días a 30 metros de profundidad tras el naufragio de su barco