Siria sigue sumando gritos de dolor tras casi 7 años de guerra