Más de la mitad de todos los ataques a escuelas en el mundo han sido en Siria