Amel, el bebé sirio que nació con heridas de metralla en la cabeza