La foto de una niña siria que pensó que la cámara era un arma se hace viral