Pyongyang podría lanzar un misil pero no hay señales de que prepare una guerra nuclear