Estados Unidos intenta recuperar la normalidad