Rusia vive la peor ola de frío de hace 50 años