Rusia, objetivo terrorista desde hace décadas