Rusia descarta la posibilidad de un atentado contra el avión estrellado en el Sinaí