Rumeysa Gelgi, la adolescente más alta del mundo