Los inmigrantes rescatados por Open Arms, rumbo a Barcelona pero no al CIE