Brasil ofrece una recompensa para aclarar el asesinato del biólogo español