Los Richard luchan por recuperar su vida un año después de la maratón de Boston