Colombia, arrollada por las riadas