García Pellón podría haber actuado con las capacidades mentales “perturbadas”