La Reserva Federal reduce el volumen de sus estímulos económicos