Londres facilita el regreso a 20.000 británicos tras el siniestro en el Sinaí