Reino Unido se suma a EEUU y restringe los aparatos electrónicos en los aviones