La crisis migratoria se sigue cobrando vidas mientras los líderes buscan soluciones