La incertidumbre deja sobre las cuerdas a Qatar: los supermercados vacíos