Putin advierte de que no tiene sentido tratar a Rusia desde una "posición de fuerza"