Detenido por cambiar la bandera checa por unos calzoncillos en el Castillo de Praga