La Policía derriba la puerta de su casa para detenerle... ¡y escapa por la ventana!