El angustioso ataque de un Pit Bull a un niño en las calles de Nueva York