Pistorius, ante el reto de su vida