Pierde tres miembros y parte de su cara por la bacteria 'come carne'