Pierde la custodia por sus bromas pesadas en YouTube