Las lluvias torrenciales dejan a decenas de conductores atrapados en Pensilvania