Dos moscas por cada baño público, por ley en Pekín