El Papa Francisco dona 50.000 dólares para los damnificados por las lluvias