El Papa pide erradicar prácticas que degradan a las mujeres y clama contra el aborto