La familia del palestino abatido denuncia que fue asesinado a sangre fría