Unas 320 personas se encontraban en el club de Orlando en el momento del tiroteo