Obama considera que la salida de la crisis será una cuestión que ocupe a "más de un presidente"