La OMS eleva a más de 6.000 los muertos por el brote de ébola