El presidente de Nigeria recibe a las 82 chicas secuestradas por los terroristas de Boko Haram